Blog

Jugar para ganar

La vida es un juego de rol, y la finalidad de todo juego es jugar, disfrutar del proceso, no tan sólo ganar. Cualquier regla puede ser todo un aliciente para competir por ganar, pero el mero hecho de ganar no es una meta en sí misma. La verdadera aspiración debe ser jugar con tus propias reglas, y esas sólo las puedes definir tú consiguiendo experimentar el vivir realmente sin dejarte llevar por las fuerzas del azar.

Jugando se gana siempre, y no un trofeo, se gana el verdadero objetivo de la vida que es ser feliz. Ser feliz aprendiendo, mejorando y creciendo cómo persona, en el deporte o en cualquier otro campo de la vida.

Si realmente te introduces en el juego de la vida disfrutando de él, verás que todas las posibilidades que están dentro de ti se abren fácilmente y todo como un puzzle encaja perfectamente. No intentes controlar el puzzle con emociones negativas, como pueden ser el miedo al fracaso, o el temor a fallar.

Continuar leyendo